El Jardín de los Sentidos


¡Oh habitantes del Al-Ándalus, que felicidad la vuestra al tener sombras, ríos y árboles!

El Jardín de la Felicidad Eterna no está fuera, sino en vuestro territorio; si pudiera elegir es este el lugar que escogería. No creais que mañana entraréis en el Infierno;

¡no se entra en el Infierno después de haber estado en el Paraíso!

 

Ibn Jafaÿa