Fauna y Flora


   Propia de la variedad morfológíca anteriormente enunciada, así como de los condicionantes climáticos, nos encontramos con una vegetación muy variada donde disfrutar de una gran variedad de arbustos, herbáceos o arboles. Como muestra de cada uno nos encontramos:

   Árboles que van desde las encinas y algarrobos propios del mediterráneo, arces y quejigos (casi extinguidos) Arbustos tan variados como el enebro, lentisco, zarza, hiedra, jara madreselva; aromáticas y medicinales como el romero, tomillo, espliego, retama. O tan significativas en la cultura de Vélez como el palmito.. Como Herbaceos tenemos las hierbas entrelazadas con tréboles, violetas, cardos, primaveras, narcisos, espartos, helechos y ortigas. Por último como no, hablar de los paisajes vegetativos particulares de Vélez:

  • El bosque de galería.- Se encuentra formado por sauces, mimbres, álamos, adelfas, aneas, juncos, carrizos y cañaveras.
  • El BOJE,- Este se podía ver entre el Tajo los Vados con la Bernardilla y el río de La Toba. Cada día es más difícil de encontrar.

   Al mismo tiempo podemos disfrutar igualmente de una amplia variedad de fauna, entre la que cabe resaltar:

Mamíferos como el topo, liebre, conejo, lirón, ardilla, zorro, garduña, comadreja, gineta, gato montes, jabalí y cabra montés. Muchos de ellos muy apreciados por los cazadores.

Aves:

   En el medio acuático nos encontramos con el anade real, porrón común, buscarla unicolor o el aguilucho lagunero; En los roquedos podemos disfrutar con el vencejo, collalba, avión, y golondrinas. Propias de zonas de bosque mediterráneo al zarcero, currucas, ruiseñor, zorzal, alcaudón, jilguero, pardillo. Las rapaces propias son el águila perdicera, halcón común, águila real, lechuza, autillo, mochuelo. Por último decir que como aves que se encuentran en espacios abiertos tenemos a la codorniz, perdiz, paloma torcaz, tórtola, cuco, estorninos...